Cercanos a Guadalajara

¿Qué tal suena una escapadita a un lugar cerca de tu ciudad? Donde te aseguro que te la vas a pasar muy bien; comer rico, conocer lugares fantásticos y alejarte de todo el barullo de la metrópoli es parte del objetivo. Hoy, te presento los 5 pueblos mágicos que definitivamente tienes que conocer cuando vengas a Jalisco. Están tan cerca de Guadalajara, que realmente sería una pena que no los visites cuando andes por estas tierras.

1.- Vamos a empezar por lo más montañés. Para un “finesito” con los “compas” o una escapada romántica con la pareja la opción es Mazamitla, un lugar muy padre y muy cerca de la ciudad (aproximadamente se hace una hora y media de camino) y que es considerada como la “Suiza mexicana”. Si lo tuyo son los climas templados a fríos y estar entre el bosque muy a lo “Twilight” te va a encantar conocerlo. Hay cascadas y abundante vegetación, puedes hacer deportes extremos como parapente, subirte a una cuatrimoto o ir al pueblo a comer ricos platillos tradicionales mexicanos. Hay muchas pintorescas cabañas donde se antoja disfrutar del fuego de la chimenea. Los precios varían dependiendo de la zona y de la cantidad de huéspedes.

Tip: Antes de llegar a Mazamitla hay un pueblo muy famoso por su bebida, son “los vampiritos” de San Luis Soyatlán, y que tienes que probar antes de llegar a tu destino. Asegúrate de llevar conductor designado.

2.- A menos de 50 minutos de Guadalajara está otro pueblo mágico de fama mundial, y no es otro más que Tequila, reconocimiento que se ha ganado gracias a su destilado y rico tequila. Lo padre de este paseo son los tours que puedes tomar desde Guadalajara como el Tequila Express, que te incluye la comida, la bebida y el tour por la Hacienda Herradura, puedes conocer también las otras haciendas como “Casa Sauza”, “Mundo Cuervo”, “La Cofradía”, entre muchas otras; hay infinidad de maquilas y casas tequileras, lo ideal es que llegues desde temprano para que aproveches los tours y pruebes un buen tequila. Para comer hay muchas opciones, desde los antojitos hasta restaurantes italianos. Muy cerca se encuentra Amatitán donde también hay tequileras (y de donde en realidad se dice que es oriundo el tequila).

Tip: Si te vas por la libre pasa por un cantarito, son buenísimos y están súper cerca de Tequila. Igual que el tip pasado lleva un conductor designado (la rima no fue con intención).

3.- Este pueblo mágico queda más lejos pero sin duda vale la pena ir a conocerlo. Más o menos a 4 horas de la perla tapatía se encuentra San Sebastián del Oeste, lugar que forma parte de la sierra y que es precioso por su aire colonial (es cierto, parece que viajas en el tiempo). Antes era un reconocido pueblo minero y ahora es un total atractivo turístico. Si vas en plan de relax es una muy buena alternativa, aquí también puedes hacer deporte extremo y pasear por las plazas y las iglesias. Como sugerencia, puedes pasar antes de llegar a Puerto Vallarta, ya que queda aproximadamente a una hora. ¡Recomendadísimo!

Tip: Ve a la Hacienda la Galera, es una belleza y aparte es hotel, así que te puedes hospedar en él.

4.- Este es un destino “must” en la lista de toda persona que pise Jalisco, lo digo por decreto y porque la UNESCO lo tiene considerado como patrimonio de la humanidad, así que ¡mijo!, venga a Lagos de Moreno. Está más o menos a dos horas de Guadalajara y es en los Altos de Jalisco, donde seguro vas a ver a más de 10 muchachas/os guapas/os, y es famoso por eso, así como por sus templos y sus tacos (de verdad son riquísimos). Tómate un rompope si tienes chance, ve a las aguas termales, come pacholas y échate un jamoncillo de postre.

Tip: Camina por la plaza y si tienes oportunidad visita los museos, de verdad son imperdibles.

5.- Por último, tenemos otro lugar boscoso de sierra, a gusto e igual de mágico. Tapalpa es un increíble lugar, conocido por sus famosísimas “piedrotas”. Puedes andar a caballo, hacer deportes extremos o caminar y visitar algunas de las muchas cascadas que tiene. El pueblito es muy bonito y rústico, y al igual que Mazamitla, es muy padre para ir de fin de semana, rentar una cabaña y pasarla deli con tus amigos o familia. Se encuentra más o menos a dos horas de Guadalajara y, no te preocupes, para comer hay muchas opciones, pero te recomiendo en especial probar los quesos, las conservas, la nieve de garrafa, el pulque, y sobre todo, el ponche de granada.

Tip: Lleva tu cámara, de verdad es muy bonito y no te vas a querer perder ningún detalle.

Así que aquí lo tienes, los 5 pueblos mágicos orgullosamente de Jalisco, cercanos a nuestra bella ciudad y que no te puedes perder en tu viaje.

Vámonos de fin, elige tu destino, busca a tus amigos, el novio, la novia o con tu familia y disfruta de estos lugares mágicos.